Museos de la Casa de la Cultura Ecuatoriana
  ir a Facebook oficial ir a Twitter oficial ir a canal de Youtube  
         
         
Museos CCE
Provincias
 

Museo CCE Tungurahua [Ambato]

Museo de Arqueología y Etnografía Regional "Edgar Palomeque Vivar" [Azoguez]

Museo Arqueológico “Carlos Mercado Ortiz” [Esmeraldas]

Museo de la CCE Núcleo de Bolívar [Guaranda]

Pinacoteca de la CCE Núcleo de Bolívar [Guaranda]

Museo de arte prehistórico "Carlos Zevallos Menéndez" [Guayaquil]

Sala permanente de Arte Contemporáneo [Ibarra]

Museo Arqueológico Paleontológico "César Echeverría Barreiro" [Machala]

Sala de Exposición "Jorge Vega Izquierdo" [Machala]

Centro de Interpretación Cultural de Sucumbíos. [Nueva Loja.]

Museo de Arte Colonial [Quito]

Museo de Arte Moderno [Quito]

Museo de instrumentos musicales Pedro Pablo Traversari [Quito]

Museo Arqueológico “Paquita de Jaramillo” [Riobamba]

Museo Arqueológico, de Arte Moderno y Contemporáneo [Tulcán]

Museo Arqueológico “Carlos Mercado Ortiz”

Historia del Museo

En el año  1966 el historiador Julio Estupiñán Tello, en su calidad de Legislador consiguió la asignación de una partida presupuestaria por el valor de S/ 145.000,00 materializándose así la adquisición al señor Carlos Mercado (por esta razón el museo lleva su nombre), según escritura pública, realizada en la Notaría del Cantón Esmeraldas y siendo Presidente del Núcleo, el señor Nelson Estupiñán Bass. Esta adquisición comprendió piezas de cerámica 3650,  de metal 3576 en número total de 6226, más tarde el Núcleo compra a Don Arcelio Ramírez una pequeña pero seleccionada colección. Estas piezas permanecen guardadas en las vitrinas que en el año 1957 mandó a construir el señor Nelson Estupiñán Bass.

Esta colección permaneció en total abandono, podríamos decir, casi ignoradas, perdiéndose piezas importantes tanto de metal como de barro y fragmentándose o deteriorándose otras.

En el año 1982, se adquiere a Don Hugo Centeno,  algunas piezas importantes por corresponder a tejidos, objetos de uso doméstico, churos musicales y monedas de cobre.

En el año  1982 siendo Presidente el historiador Julio Estupiñán Tello, se amplía el local  y se da paso a un registro pormenorizado y catalogación de la piezas para lo cual se contrato al señor Hugo René Centeno.

El  26 de mayo de 1983  el  Museo  “Carlos Mercado Ortiz”, abre  sus  puertas a la ciudadanía esmeraldeña y es visitado por estudiantes de escuelas, colegios y universidades,  investigadores,  historiadores,  turistas  nacionales  y  extranjeros.

En  el periodo correspondiente a la Presidencia del  Lcdo.  José  Sosa  Castillo,   con el apoyo  de  la  Casa  de  la  Cultura  Matriz  a  través  del  Presidente de ese entonces  el  Lcdo.  Raúl  Pérez  Torres  y  el asesoramiento técnico del Lcdo. Carlos  Yánez  Director  de  Museos de la Casa Matriz,  el Museo cambia  radicalmente su estructura, se reclasifican las piezas, se renueva el piso y cielo raso, se modernizan las vitrinas, se dota de excelente iluminación y sistema de aire acondicionado, entre otras.

Guión de la exposición.-

•    Lo que sabemos de la época más antigua se ha reconstruido a base de excavaciones y descubrimientos de objetos de barro, piedra y metal
•    Los pueblos aborígenes aprovecharon ampliamente sus recursos, para desarrollar  la pesca, la agricultura, trabajaron la cerámica, los metales, la piedra, la concha, luego intercambiaban con otros pueblos los tejidos con productos y bienes manufacturados.
•    Se multiplican las culturas locales diversificando su tecnología, la cerámica adquiere nueva forma se encuentran objetos pequeños con decoraciones, pendientes, sellos y silbatos

Cultura La Tolita

Esta antigua fase indígena se desarrolló entre los años 600 a. C. y 400 d. C.

Tuvo su asentamiento principal en el estuario del río Santiago, al norte de la provincia de Esmeraldas, y su nombre se debe a una de las islas que se encuentran en la desembocadura de dicho río, en la que existen numerosas Tolas o monumentos funerarios en forma de montículos de tierra.

Fueron magníficos orfebres y talladores de piedras preciosas, y basaron su economía principalmente en la agricultura, aprovechando las ventajas que ofrece la rica tierra de la zona. Fueron además muy buenos artesanos y desarrollaron variadas técnicas para la elaboración de textiles, y para trabajar el hueso, el cuero y las plumas.

«La excelencia de la cerámica y la orfebrería de La Tolita ha propiciado que sea la cultura más conocida y que la literatura científica sobre Esmeraldas sea, sin duda, la más nutrida sobre el Ecuador precolombino, pero, desgraciadamente, se puede afirmar que gran parte de ella es desconocida o pasa inadvertida en el país por haber sido escrita en un alto porcentaje por autores extranjeros» (O. Holm y H. Crespo; El Período del Desarrollo Regional.- Historia del Ecuador, tomo I, p. 250; Salvat).

La Tolita es el sitio en que por primera vez en la historia de la humanidad se trabajó en platino, cuando el mismo precioso metal se lo comienza a utilizar en Europa apenas en el siglo XVIII. Hábiles lapidarios trabajaban piedras preciosas o semipreciosas como la esmeralda, el cuarzo, el ágata y la turquesa, para engastarlas en joyas de oro y plata>.

Los trabajos realizados hacían notar gran destreza en el tallado de piedras preciosas y semipreciosa, como esmeralda, cuarzo, ágata, turquesa, los mismos que utilizaron en adornar las joyas de oro y plata. A través de su cerámica los tolitas muestran figurines de arcilla que representan individuos con trajes cotidianos y ceremoniales en los que se aprecian guerreros, chamanes, sacerdotes, cazadores, ama de casa y otros adornos corporales y arreglos de cabeza en forma de peinados o diademas, contribuyen a enfatizar las diferencias sociales.

Los Tolitas adoraban a una gran cantidad de seres míticos y animales, entre ellos se destacaban los poderosos felinos y la serpiente también algunos simios y sapos, representados en la cerámica y orfebrería, algunos objetos representan también algunas escenas eróticas, que podrían tener relación con ritos de fertilidad e iniciación sexual.

Los muertos eran enterrados en forme extendida y de costado con ajuares especiales, joyas y objetos utilitarios.

Es importante señalar la estrecha relación que mantenían con sus antepasados, por ello concibieron la existencia de tres mundos, el celestial de los astros, el interior de las profundidades y el terrestre que conectaba las dos anteriores.

La persona que se convertía en chaman era escogida desde niño y se preparaba durante años a través de ayunos prolongados, este personaje estudiaba las propiedades de las plantas y los síntomas de las enfermedades, así mismo los remedios para curar.

Los primeros figurines fueron elaborados en piedras hace seis mil años, siglos después los hicieron en cerámica, utilizados por los chamanes para lograr curaciones.

La aparición de la cerámica abre horizonte insospechado como la cocción de alimentos y otras posibilidades de integración social que derivan en una alfarería con fines rituales artesanales.

Conocida también como Tolita del Pailón constituye uno de los mejores sitios arqueológicos, pues a lo largo de su playa se pudieron encontrar fragmentos de vasijas, cántaros, silbatos figurines y ralladores. En este lugar fue encontrado el Sol de Oro que fue tomado como estandarte del Banco Central del Ecuador.

La isla de La Tolita es uno de los lugares más enigmáticos del Ecuador. Algunos historiadores creen que fue un gran centro ceremonial, donde llegaban pobladores de toda la región para rendir homenaje a un gran cacique con fabulosas piezas trabajadas en oro y en cerámica.

Uno de sus mayores atractivos era el museo de sitio, pero ese fue saqueado en diciembre de 1999, arbitrariamente por los buscadores de oro conocidos como huaqueros. Por esta razón se incorporó un nuevo museo de sitio para salvaguardar este tesoro arqueológico.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura, declaró Patrimonio Cultural de la Humanidad a los hallazgos que se tiene de la Cultura La Tolita dándole la importancia histórica que se merece, sin embargo la Cultura Tolita sigue en el abandono y anonimato por la escasa difusión que se ha hecho de su riqueza en muchas facetas.

Actualmente dentro de la Reserva viven 24 comunidades afro ecuatorianas.

La Tolita ha sido declarada Parque Nacional Arqueológico y en la actualidad está siendo excavada.
 

[Esmeraldas]