CCE

CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA

Si no podemos ser una potencia militar y económica, podemos ser una potencia cultural nutrida de nuestras más ricas tradiciones

Benjamín Carrión

Ecuador, martes 24 de octubre del 2017

CINE CLUB CINEMATECA CASA DE LA CULTURA ECUATORIANA

Cineclub de la Casa 2014

Fútbol en el cine: Diversas miradas

¿En qué se parece el futbol a Dios?  En la adoración que le tienen muchos creyentes y en la desconfianza que le tienen los intelectuales”.

Eduardo Galeano. Futbol a sol y sombra.

 

Yo disfruto mucho del fútbol  cuando lo leo: Galeano,  Cappa,  Villoro.  Y, en versión ecuatoriana: Patricio Ycaza, Fernando  Carrión, Raúl Pérez, Galo  Mora,  Fernando Artieda y  todo aquel que  pueda  incluir a mi reciente proyecto de acopiar bibliografía sobre fútbol. Sin embargo,  esto no me esquiva la frustración antigua de mantener, a causa de mi trabajo, divisiones mayores entre mi cabeza pelota y mi corporeidad  pelota. Vislumbro,  sin embargo  que existen otras  canchas donde   sí  se vive la felicidad como  un acto físico real, unitario, conjugado entre garganta y verbalización,  entre idea  y latidos.  Instante que se atrapa o no como  única oportunidad de ser y estar  en el tiempo oportuno,  no antes ni después.  Protagonismo que pareciera  ser  intransferible solo para quienes  usan y abusan con suficientes razones -ahora lo sé-   de un sentimiento público que se cree individual, el fútbol.  Y que,  en ocasiones, parece difuminarse o contradecirse: -…Una de las pocas cosas alegres por las que se llora...   O volverse  etéreo: -…acto de fe,  única religión que no procrea  ateos…  Solo millones y  millones de creyentes  entre los que no se cuentan, por supuesto,  intelectuales desconfiados - sufrientes de topografías pelota-   a quienes les avergonzaría reconocerse públicamente futboleros.  

Galeano recupera  a Gramsci, el pensador marxista y remarca: el fútbol, único reino de la lealtad humana que se ejerce al  aire libre… Ello tendría  que  ver con tradición y  con historia, como suscribe  Fernando Carrión, importante gestor de la Biblioteca del Fútbol Ecuatoriano * e investigador que reflexiona acerca de las diversas miradas con las que podemos acercarnos a este deporte:  Fútbol - Literatura, Fútbol -Historia, Fútbol-Periodismo, Fútbol -Sociedad, Fútbol- Economía.    Galo Mora, igualmente,  en un  sabroso  relato de enriquecedoras citas,  menciona a  Carlos Dummond de Andrade - para mellar aún más mi disociación corpórea-  y reitera:  el fútbol,   raro ejemplo de  ballet corporal  que  promueve la felicidad unánime… aunque  confronte y construya también  identidades disociadas -como la mía-.  

No sufre esa disociación Raúl Pérez Torres, Presidente de la CCE, quien brindó desde el principio  su apoyo total al Cineclub de la Casa que lleva a cabo Cinemateca,  desde hace 33 años y, que este año,  lo aventuramos  con fútbol. Hasta soñamos con traer a Sico o a Maradona pero nos faltó  un poquito de presupuesto…. Pero, los  libros, sus escritos, sus contactos y  hasta sus arengas literarias se convirtieron en nuestro derrotero: “… Qué será del mundial sin Maradona…?”.  Y por ello, en este Cineclub,  van tres de Maradona, desde distintas ópticas, aunque parezca imposible.

*Fernando Carrión M. Editor. Biblioteca del Fútbol Ecuatoriano. FLACSO. Municipio Metropolitano de Quito-EMAAP-Q. Diario El Comercio.  5 Vol. Quito, 2006.

La colaboración de  las Embajadas de Brasil, Argentina y Francia,  países protagonistas  del  fútbol sudamericano, ha posibilitado para  nosotros, sin ser expertos, entregar  a ustedes y a quienes  son duchos en el tema,  la oportunidad de visionar imágenes y producir conversatorios  que aporten a las particulares formas de vivir el fútbol en el país.  Será una audaz o tímida manera -según quien lo mire- de resarcirnos de una cierta vergüenza pública por no haber expuesto  antes,  importantes filmaciones como las que hoy nos permiten  romper el cerco y apropiarnos de toda la cancha, junto a ustedes. El entusiasmo que ha despertado el tema y  las decenas de títulos que nos han hecho llegar, consentirían   organizar este tipo de Cineclub, por varios años. Sin embargo,  hemos delimitado la proyección solo a películas contemporáneas  y de Sudamérica, especialmente  Brasil y Argentina.  De Ecuador incluimos  títulos ya estrenados. Esperamos se concluyan  dos versiones de un célebre futbolista ecuatoriano: Alberto Spencer (Alfredo de la Roche,  por un lado,  versión para cine. Y Paúl Venegas-Nelson Scartaccini, versión para televisión y estrenada en cines). 

Las películas elegidas son  documentales o ficciones. Algunas de décadas iniciales del  siglo XX,  como Pelota de Trapo (Argentina 1948) o El día que el mundo descubrió a Brasil (1958). En general se describe o recrea  un fenómeno social que rebasa  la cancha. Un  espacio público de representación que crea adhesiones pero también adicciones –dice Fernando Carrión en uno de los volúmenes de la ya mencionada  Biblioteca del Futbol Ecuatoriano que, en el año 2006 se gestó  en la  Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales FLACSO. A ellos agradecemos la iniciativa de esa  publicación y  permitirnos  poner  a disposición de nuestro  público,  una réplica económica del volumen I de esa Biblioteca: Área de Candela. Fútbol y Literatura,  editado y compilado por el escritor y Presidente de la CCE,   Raúl Pérez Torres quien argumenta lúcida y lúdicamente,  sobre esta peligrosa pasión de fidelidad única: se nace y se muere con  la misma camiseta.       

Nos interesa explorar las distintas miradas sobre un  fenómeno mundial.  Tendremos el  aporte de: jugadores, hinchas, técnicos,  periodistas, cronistas radiales, investigadores,  quienes serán nuestros invitados especiales para los conversatorios. Trataremos de incluir también a los opositores: feministas, quizás ecologistas, sociólogos, etc. Invitaremos también a  Cineastas ecuatorianos vinculados con el  tema.   Nos  corresponde, más que antes,  profundizar en esta huella de  cohesión universalizadora  que incide en la  formación de identidades no solo de una nación, sino de  múltiples y plurales sujetos en un espacio, el estadio, donde se gestan al mismo tiempo, varios protagonistas y varios espectáculos en  juego simultáneo.   

Miraremos películas desde los atisbos de una práctica dadivosa y coloquial, sin exigencias  comerciales  hasta su profesionalización y, en nuestro caso,  desde  la década del setenta como colofón de un  país petrolero que asimiló nuevas formas de consumo y  administración del tiempo libre. Pretendemos delimitar la  llamada despolitización del fútbol y viceversa. Nos adentraremos en la  masificación de un  fenómeno mediático y global y pretendemos descubrir,   junto a ustedes, la importancia de pensar al  fútbol. De vivirlo unitariamente, en lo físico y en la idea.  

En definitiva, pretendemos  aportar a un proceso  de reflexión ya generado en la literatura, la sociología y el periodismo ecuatoriano. Queremos  abrir  brechas, con cine  futbolero,   en las  jerarquizaciones sociales  también evidenciadas en un deporte que, como hecho económico, expresa las mayores desigualdades  y  que, como elección aparentemente  individual,  es  también general. La práctica del fútbol,  sitio oportuno para el disciplinamiento social donde actuarían  la mayor represión o  los mayores desbordes, según convenga a la salud omoral públicas.     

El árbitro será  la única unanimidad metafórica en este Cineclub. No lo queremos como pitazo final. Siempre habrá más que hablar sobre  fútbol. Nadie  tendrá la última palabra y estaremos dispuestos a jugar con  pelota dividida. A reiterar en imágenes de fútbol, con historias. A multiplicar los escritos de fútbol, con argumentos.  A escuchar a expertos  que corran la suerte,  con nosotros, de contar con su presencia  y hacer gol, sin importarnos de qué país  se trate,  como diría Galeano. Y sin que  nos afecte que otros  usuarios,  de topografía pelota,  se sientan también invitados. Todos  pueden venir  y  atrapar el  instante de la poética futbolera …   

WILMA GRANDA NOBOA
Directora Cinemateca Nacional Ecuador Casa de la Cultura Ecuatoriana

 

TODA CANCHA PASADA FUE MEJOR

“…así decía mi amigo mexicano Juan Villoro, lleno de nostalgia, como si estuviera disponiéndose para bailar un tango y no para escribir un texto sobre el fútbol, toda cancha pasada fue mejor. Y en esa frase sintetizaba no solamente la tristura y la nostalgia de la vieja escuela del fútbol, cuando la camiseta era el barrio, la familia, la patria, la vida, y el equipo, el club, era aquella amante perpetua que nos mantendría para siempre pendientes, obsesivos, fieles, visitándola domingo a domingo, mirando por sus ojos de fantasía, militando ciego en su ideología de colores únicos, haciéndole fintas a la vida, amagando la pobreza de los días lunes, driblando juntos a ese destino cada vez más duro, cada vez más extraño, cada vez más ingrato, perdonando los errores de esta amante imprevisible, sus faltas, olvidando la derrota del último fin de semana, recordando hasta la saciedad el triunfo, de esos muchachos nuestros, del mismo barro, de la misma estirpe, de cuyos pies dependía el mundo.

Toda cancha pasada fue mejor, decía, y suspiraba: ¡Hay de un club que no cultiva santas nostalgias! recordando a su equipo, aludiendo a la memoria, esa herramienta de la escritura que nos permite volver a vivir lo que ya se ha ido, especialmente los momentos más importantes de nuestra infancia, y de nuestra juventud, y de nuestra madurez, es decir el fútbol, esa magia circular que rodaba como un sol para calentarnos, para darnos vida, para permitirnos olvidar por unas horas- como en sueño- aquella realidad dura, perversa, injusta, que nos esperaba filuda y venenosa a la salida del estadio. Cuánta razón tenía aquel extraordinario escritor argelino que “a medio camino entre el sol y la indigencia”, acuciado por su angustia  existencial, decía sencillamente “no hay lugar en el mundo donde un hombre pueda sentirse más contento que en un estadio de fútbol”. Se trataba de Albert Camus, el premio Nobel que era golero de un equipo de segunda.

Es que en ese tiempo, el fútbol no era asunto de vida o muerte sino algo más importante, como dijo alguien que no puedo recordar, y el barrio era ese pedazo entrañable del trajinar diario, esa vecindad fraterna, ese universo simbólico de calles laberínticas y secretas,  con su propios mitos y sus propias leyendas, de iglesia, bares y cantinas para ejercer la bohemia junto a Julio Jaramillo o Daniel Santos o la inolvidable Carlota Jaramillo, laberinto de  conocidos perros callejeros y de bellas muchachas a las que defendíamos a capa y espada de cualquier extraño, extraño al barrio, aunque ellas no quisieran ser defendidas, y sabíamos de cada una su nombre y apellido, el lugar de sus lunares, la medida de su cintura de avispa, el color de sus ojos y el grosor de sus pestañas, el apodo, el vestido del domingo y las enaguas de sus días regulares, protegíamos a la novia del flaco, a la enamorada del chino, a la pretendiente del patitas, relaciones sagradas a las que solapábamos cuando era necesario, alcahueteábamos un poco, les hacíamos el plan, les protegíamos de las beatas, del chisme y la maledicencia  que caminaba invisible por los tapiales, por los muros y tejados, por la misa del domingo, por las cañerías y las tiendas, bellas muchachas nuestras a las que les encargábamos que nos tejieran las redes para los balones, que nos tuvieran agüita para luego del partido, les nombrábamos reinas de nuestro club, les entregábamos flores robadas del jardín de don Gabela, y les pedíamos también su protección y su solidaridad cuando los vidrios rotos, cuando los zapatos del colegio destrozados, cuando las malas notas, pero especialmente cuando la pelota caía en el patio de la casa de doña Chavela Rivera, viuda amargada que reventaba los balones que caían en sus manos con las mismas agujetas con las que tejía escarpines para vender donde las cachas (cacharreras para cualquier despistado), malévola y gritona, me recordaba lo que decía Sergio Ranieri nostalgiando quizá el potrero donde hizo sus primeras fintas: “el más peligroso de todos era ese oscuro personaje  de la geopolítica barrial: la vieja de al lado…”

Adaptados ya (quiera o no) a la modernidad, a la tecnología, a la globalización, sigo pensando y con mayor razón, que la frase de Maturana es pertinente. Como se juega se vive, y como se vive se escribe. Mucho tiempo jugamos mal y escribimos mal. Poco a poco hemos aprendido a jugar, a vivir y a escribir. Y, desde luego, a producir fútbol de Película”

Extracto del libro Futbol y Literatura. FLACSO 2006.

Raúl Pérez  Torres
Presidente Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión

 

PROGRAMACIÓN

Martes 29 Abril: INAUGURACIÓN

El año que mis padres salieron de vacaciones, de Cao Hamburguer  (Brasil, 2006)

Martes  13  Mayo:

Maradona por Kusturica,de Emir Kusturika  (Francia,España, 2008)

Martes 27 Mayo:

Mete gol gana,  de Felipe Terán (Ecuador, 2007)

Martes 1 Julio:

Amando a Maradona, deJavier Vázquez (Argentina, 2005)

Martes 15 Julio:

Zidane, un retrato del siglo XXI de Philippe Parreno y Douglas Gordon, (Francia, 2001)

Marte 29 Julio:

Met egol  , de  Juan José Campanella (Argentina, 2013)

Martes 12 Agosto:

Zico en la red, de Paulo Roscio (Brasil, 2008)

Martes  26 Agosto:

Ecuador versus el resto del mundo, de Pablo Mogrovejo  (Ecuador, 2004)

Martes  9 Septiembre:

Pelota de Trapo, de Leopoldo Torres Ríos (Argentina, 1948)

Martes  23 Septiembre:

Ginga, el alma del futbol brasileño, deHank Levine, Marcelo Machado y Tocha Alves(Brasil, 2006)

Martes 7  Octubre:

Camino a San Diego de Carlos Sorin (Argentina, 2006)

Martes 21  Octubre:

Tarjeta Roja, de Rodolfo Muñoz, (Ecuador, 2007)

Martes  4 Noviembre:

Argentina y su fábrica de Fútbol, de Sergio Iglesias (Argentina, 2007)

 Mundial 78, la historia paralela, de  Gonzalo BonadeoDiego GuebelMario Pergolini  (Argentina, 2003)

Martes 11 de noviembre:

El matrimonio de Romeo y Julieta, de Bruno Barreto (Brasil, 2005)

CARTELERA PROVINCIAL

Auditorio "Pablo Palacio"

Ciudad: Loja  - Dirección: Colón 13-12 y Bernardo Valdivieso, Primer piso alto del edificio de la CCE Loja


Pompoko

Fecha: 2017-10-25 Hora: 19:00
Cine La Luciérgana

Cine "Alfredo Pareja Diezcanseco"

Ciudad: Quito  - Dirección: Avds. 6 de Diciembre y Patria N16-224


Jardín de amapolas

Fecha: 2017-10-24 Hora: 19:00
Cine Revolucionario

Un Mundo Maravilloso

Fecha: 2017-10-24 Hora: 19:30
Cine Revolucionario

El Terror de la Frontera

Fecha: 2017-10-27 Hora: 17:00
Día de la Memoria Audiovisual

Las Abandonadas

Fecha: 2017-10-27 Hora: 17:15
Día de la Memoria Audiovisual

Noticiero Ocaña Films

Fecha: 2017-10-27 Hora: 19:30
Día de la Memoria Audiovisual

Flor Silvestre

Fecha: 2017-10-27 Hora: 20:00
Día de la Memoria Audiovisual

Sala alterna "Augusto San Miguel"

Ciudad: Quito  - Dirección: Avds. 6 de Diciembre y Patria N16-224


Magdalena

Fecha: 2017-10-27 Hora: 18:00
Día de la Memoria Audiovisual

Dos Ángeles y medio

Fecha: 2017-10-27 Hora: 18:15
Día de la Memoria Audiovisual

REDES SOCIALES


© Todos los derechos reservados Casa de la Cultura Ecuatoriana "Benjamín Carrión"
Sitio Desarrollado por Magno Coronel, MCSoftware