Publicaciones Casa de la Cultura Ecuatoriana

La Ciclópea Travesía en viaje de Guayaquil a Quito en la República 1830-1930

Tomos I y II

INTRODUCCIÓN

Habían transcurrido algunos arios desde el inicio del nuevo siglo, el siglo XX, el siglo de las innovaciones tecnológicas del ser humano: la luz eléctrica, el automóvil, la aviación, etc. Y fue específicamente en 1911, cuando el viajero norteamericano, John Augustine Zahm, sacerdote católico, perteneciente a la Congregatio a Sancta Croce (Congregación de la Santa Cruz), quien firmaba sus obras bajo el seudónimo de H. J. Mozans, en referencia a nuestro país y estrictamente en torno a la posibilidad de desplazarse, de viajar, entre el principal Puerto de la Nación: Guayaquil y la ciudad capital: Quito, expresó lo siguiente:

"Hace unos pocos arios, anteriormente a mi arribo a este País, este viaje era largo y arduo, muy pocos tenían el coraje de emprenderlo, a menos que fuese absolutamente necesario. El camino que ascendía por las estribaciones occidentales de los Andes, para gran parte de la distancia, era nada más que un mero sendero de montaña, malo aún en la estación seca, práctica o completamente intransitable en la estación lluviosa ... el viajero podía considerarse verdaderamente afortunado, si arribaba al final de la travesía con vida y con bien".1

Impactantes en verdad, las antedichas expresiones vertidas por este sacerdote viajero, y lo son en mayor medida si tenemos en cuenta que desde 1908, Guayaquil yQuito, se encontraban unidas por vía férrea.

Con anterioridad a que el brioso ferrocarril uniese Guayaquil yQuito, ¿era realmente tan azaroso, difícil y mortal, el emprender trayecto entre una ciudad y otra?

¿De qué manera se transitaba, entre las dos principales ciudades del Ecuador?, entre sus dos polos de desarrollo, en aquella lejana época, perdida en la noche de los tiempos. El acreditado y entendido historiador doctor Wilfrido Loor Moreira, satisfará nuestra ignorancia por medio de la comparación entre hogaño y antaño :

"Hoy quien sube en avión de Guayaquil a Quito no conoce la Sierra, apenas si la divisa en lejano panorama, sin experimentar sus efectos, y las nubes a través de las cuales viaja son sensiblemente iguales en todas las latitudes del planeta. Pero entonces (1836), andando a caballo largas jornadas, soportando el frío, la dificultad de respiración, durmiendo en tambos no siempre bien olientes no libres de pulgas o piojos, y alimentándose en forma primitiva ... Todo el organismo experimenta un cambio como si se pasase de un mundo a otro. Es tan diverso el panorama, que se puede experimentar pena o alegría: lo que no es posible, dentro de lo natural humano, es guardar indiferencia . . . Para el que nunca ha presenciado este fenómeno, es un mundo que principia o un mundo que se acaba, de donde la vida se aleja y el hombre se siente aislado, a solas consigo mismo: una tristeza indecible invade el alma, y hay la sensación de que se está dando el paso definitivo hacia ultratumba: la oración brota a flor de labios como algo instintivo."'

Ante la sola expectativa de emprender en esta travesía, el presunto viajante debía protocolizar el destino de sus bienes, ante la muy cierta posibilidad de no retornar con vida. Separadas estaban una y otra urbes, por una exuberante y muy diversa geografía. Guayaquil recostada contigua y plácidamente en los dominios de Neptuno, circundada por feraces, lujuriantes y húmedas praderas, surcadas por prístinas vías de agua. Quito, encastillada y distante, protegida por elevadas almenas graníticas, que guarnecían fecundos valles de infinita prodigalidad. Semejaba un inexpugnable bastión.

Si desde la morada divina, hubiésemos contemplado el Ecuador de inicios de la República (1830), sin duda, habríamos exclamado atónitos, que el apurar la distancia que separaba a Guayaquil de Quito, era empresa destinada solamente a seres superiores, de dimensiones colosales, semejantes a Cíclopes, sí, Cíclopes de portentosa estatura y formidable zancada, pues solamente seres como aquellos, podrían haber salvado los acromegálícos accidentes naturales con los que Nuestro Señor distinguió al Ecuador: extensas costas, espesas y abigarradas maniguas tropicales, pantanos e infinitud de ríos. Monumentales cordilleras de afiladas aristas, nevados y volcanes colindantes con el firmamento, soledosos páramos y opimas planicies interandinas, surcadas por inmensas fracturas geológicas, profundas escisiones que obstaban el movimiento de hombres y animales.

El británico Alfred Simson, quien por nuestras tierras anduviese entre 1874. y 1875, con dolorosa crudeza describió el tráfago, que implicaba emprender este periplo:

"Nadie que haya viajado de Guayaquil a Quito ha dejado, que yo sepa, de conseguir su objetivo, pero todos han encontrado que la realidad sobrepasa a lo peor que podían suponer a partir de las más gráficas descripciones de los horrores de la ruta."'

¿De qué manera se peregrinaba por nuestro país, en el específico período histórico comprendido entre 1830 y 1930? época en la cual el Ecuador accede a su independencia y se consagra como República independiente y soberana. A continuación, intentaremos satisfacer esta inquietud y para ello reconstituiremos esta travesía, esta ciclópea travesía. Pero no lo haremos a la manera de una lineal historia vial, sino pasando amplia revista a las penosas incidencias, inherentes a tan esforzado viaje. Es decir las conoceremos desde la perspectiva propia del mismo viajero.

Empero, antes de interiorizarnos en los avatares propios del viaje entre Guayaquil y Quito, es pertinente una breve pero obligada digresión sobre cómo se llegaba a nuestro país desde el exterior, para de esta manera concatenarla con la subsiguiente etapa del viaje entre una y otra urbes.

Alfonso Sevilla Flores
San Francisco de Quito, 23 de mayo de 2011

 

1 Mozans, H. J., Along the Andes and Down the Amazon, New York and London, D. Appleton and Company, 1911, pp. 55, 56. (Traducción de la Edición en inglés, por Alfonso Sevilla Flores).

2 Loor Moreira, Wilfrido, Estudios Históricos, Quito, Aymesa, 1996, pp. 527, 528, 529.

3 Simson, Alfred, Viajes por las Selvas del Ecuador y Exploración del Río Putumayo, Abya Yala, 1993, p. 4.

[Colección: Varios - Materia: Relato - Libro - Formato: 18 x 24 - ISBN: 978-9978-62-715-0 - Fecha: 2013/08 - Páginas: 697 - Editorial: Pedro Jorge Vera - Sede Nacional]


Alfonso Sevilla Flores

Historiador por la Pontificia Universidad Católica de Quito, 2002.

Publicaciones

  • La Intervención Colombiana en el Ecuador, Noviembre 1877,2002.
  • El Entredicho Eclesiástico a Quito, 25 - 29 Junio 1877.2003.
  • 4 de JUNIO de 1830, El Asesinato de Antonio José de Sucre "Gran Mariscal de Ayacucho", 2008.
  • La Ciclópea Travesía, En Viaje de Guayaquil a Quito en la República 1830- 1930. Discurso de Incorporación como Miembro Correspondiente en la Academia Nacional de Historia, 2012.
  • La Baronesa de Wilson y sus Apuntes de Viaje de Guayaquil a Quito, 1880,2013.
  • Artículos en prensa y boletines institucionales.

Membresías

  • Miembro de Número (Electo) de la Academia Ecuatoriana de Historia Eclesiástica, 2003.
  • Miembro Fundador de la Sociedad Antonio José de Sucre del Ecuador, 1999.
  • Miembro Correspondiente de la "Sociedad Gran Colombiana de Historia, Antonio José de Sucre", (Con sede en Bogotá, Colombia). 2003
  • Miembro de Número de la Sociedad Ecuatoriana de Investigaciones Históricas y Geográficas, 2004.
  • Miembro de la Fundación José Gabriel Navarro Enríquez, 2006.
  • Miembro de la Sociedad Cultural "Grupo América". 2008.
  • Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de Historia. 2012.

Materias

Administración (4), Antología (11), Antropología (12), Arqueología (1), Arte (36), Bibliografía (2), Biografía (30), Biología (3), Biomedicina (2), Botánica (1), Catálogo (3), Ciencias sociales (5), Cine (5), Compilación (47), Cuento (78), Derecho (6), Educación (20), Ensayo (120), Fauna (1), Filosofía (1), Geología y ciencias del suelo (2), Historia (93), Investigación científica y tecnológica (7), Lingüística (2), Literatura (30), Musicología (13), Narrativa (62), Novela (53), Poesía (297), Relato (43), Religión (1), Revista Cultural (7),

Años

2019 (14), 2018 (57), 2017 (58), 2016 (100), 2015 (114), 2014 (121), 2013 (73), 2012 (57), 2011 (58), 2010 (53), 2009 (49), 2008 (54), 2007 (32), 2006 (28), 2005 (17), 2004 (13), 2003 (8), 2002 (10), 2001 (2), 2000 (1), 1999 (7), 1997 (3), 1996 (2), 1995 (2), 1994 (3), 1993 (2), 1990 (4), 1989 (1), 1982 (1), 1976 (1), 1966 (1), 1965 (1), 1964 (1), 1963 (1), 1962 (1), 1961 (1), 1960 (1), 1959 (1), 1957 (1), 1956 (1), 1954 (2), (0),

Temáticas

Manual de Administración de la Justicia Ancestral

Autor: Raymy Rafael Chiliquinga Masaquiza

Tungurahua - 2016-06-26


Emigración ecuatoriana y políticas migratorias de Estados Unidos y España

Autor: Helen Maldonado Albarracín

Cañar - 2009-10-16


Garantía Jurisdiccional de los Derechos Sociales

Autor: Paúl Mancero Carrillo

Chimborazo -

Ver más

La función persecutoria y el non bis in ídem en el proceso penal acusatorio del Ecuador - La concausalidad en el código penal ecuatoriano"

Autor: Luis Abarca Galeas

Chimborazo - 2005-12-20

Ver más

Entre rascacielos: Nueva York en nueve poetas

Autor: Marie Gazarian

Chimborazo - 1999-06-16

Ver más

Con los sueños al hombro

Autor: Michel Martens

Sede Nacional - 2016-12-21

Ver más

Juan de Dios Maldonado Paz

Autor: Numa Pompilio Maldonado Astudillo

Loja - 1999-03-21


Cien figuras

Autor: Carlos Ortiz Arellano

Chimborazo - 2008-11-26

Ver más

Conjeturas anarquistas

Autor: Sebastián Endara

Azuay - 2013-06-03

Ver más

REDES SOCIALES


© Todos los derechos reservados Casa de la Cultura Ecuatoriana "Benjamín Carrión"
Sitio Desarrollado por Magno Coronel, MCSoftware