Publicaciones Casa de la Cultura Ecuatoriana

Calcografías del Louvre

He aquí una compilación de obras que durante cinco siglos generaron artistas pertenecientes a las escuelas Francesa, Italiana y de Avignón, reproducidas por grabadores meticulosos que recrearon las obras originales, dotándolas de una nueva vida.

Obras que no sólo seducen la mirada sino que nos sumergen en el universo plástico de artistas, que buscan en cada una de sus propuestas la perfección del dibujo, el equilibrio de los diversos elementos estético gráficos, la armonía entre proporción y perspectiva y, sobre todo, aquel rasgo, gesto, contraste o luminiscencia que confiere a su obra, la belleza y la genialidad secretamente perseguidas.

Calcografías del Louvre: asombra el tratamiento meticuloso, anatómico y clásico de la figura humana. En cada estampa encontramos el encuadre preciso, la composición exacta. Láminas en las cuales descubrimos aquella sensualidad que llena de carne al desnudo para difuminarlo en los límites de un paisaje paradisíaco o luciféricamente poético. Retratos burilados con la firmeza de quien conoce que al reproducirlos alcanzarán un realismo excepcional, donde la actitud, el alucinamiento, la grandeza o el desencanto existencial del personaje trascienden las fronteras impuestas por el poder y lo perpetúan en el claroscuro de su propia inmortalidad. Tintas sepias, contrastes, blanco, sombras, matices que van desde la luz hacia la nada son, entre otras, las infinitas derivaciones estilísticas con las que los virtuosos enfrentan la cotidiana divinidad de su oficio.

Ángeles malditos; reyezuelos, archiduques y cortesanas en el ocaso de su gloria; diosas evanescentes dormitando al otro costado de sus alcobas imperiales; querubines al pie de ancianos lascivos o flotando sobre tribunales anacrónicos configuran la singularidad de lo que durante siglos constituyó la más genuina expresión del grabado europeo.
Libro delicioso cuyas páginas reclaman la caricia del sensualista para fascinarlo con todos los enfoques y texturas que en sus páginas se insinúan. Documento histórico gráfico cuyos originales permanecen en el Musée du Louvre, con el cual la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión y su sello editorial Pedro Jorge Vera exhiben, ante el ojo artístico y analítico de nuestros conciudadanos, la autorizada colección calcográfica que hasta ahora permanecía inédita dentro de su reserva museística.

Raúl Pérez Torres
Presidente
Casa de la Cultura Ecuatoriana
 

[Colección: Varios - Materia: Arte - Libro - Formato: 29 x 28 - ISBN: 9789978627617 - Fecha: 2014/06 - Páginas: 202 - Editorial: Pedro Jorge Vera - Sede Nacional]


CCE

Una casa del tamaño de un país

El gran José Martí creía que la historia del hombre podía ser contada por sus casas. Sí, porque la dialéctica de la vida, el comportamiento social, las vicisitudes humanas, se reflejan en la casa. Más aún si esta casa es tan grande como un país, si es tan sabia como el abuelo, si es tan generosa como la madre. Esta exposición, que también es una casa, porque una casa es quien la habita, abre sus puertas históricas, recoge los pasos del pensamiento ecuatoriano, abre ventanas, prende luces, inserta grafías, para que entre el mundo y se entere de que por su interior, aún gravita y se agita la libertad, la creatividad, la utopía, ese sueño de una democracia sin fin, esos hombres y mujeres que enriquecieron la cultura, que dignificaron las luchas libertarias, que agitaron la idea de volver a tener patria, cuando ésta fue humillada y ofendida, no por un pueblo hermano, sino por los sicarios de oligarcas y de guerras.

«Nadie es la patria, pero todos lo somos», dice Borges, y de la misma mane-ra creemos que nadie es la cultura pero todos lo somos. La cultura es a la patria como la madre al hijo, su protección y su abrigo, por eso en una sociedad no reina el juez, sino el creador, y es ese creador, hombre y mujer, joven y niño, el que alienta estas fotografías. Fotos recogidas con amor, con respeto, para dejar marca-do el camino de setenta años, el camino que el pensador, el artista, el músico, el teatrero, el poeta, el sabio han hecho al andar las tortuosas calles de la vida. Hoy, al cumplir un aniversario más de esta Casa de sueños, como lo dije algún momento, ya se está regando la voz de que es una Nueva Casa, una Casa renovada, un espacio público descentralizado, democrático, incluyente, cuyo mensaje se replica en los 23 Núcleos Provinciales de cada rincón de la patria, es decir, donde trabajamos todos, colectivamente, a fin de inventar las condiciones necesarias para que surjan los miles de artistas que deambulan con su maravilla oculta, invisibilizados por una sociedad alienante, cruzada infamemente por el espectáculo mediocre, por las burdas aspiraciones del mercado del entretenimiento, por los grotescos prototipos de comportamiento que no nos pertenecen. La cultura, sí, esa cultura como la expresión más rica y sabia del pueblo es la esencia viva y permanente de la convivencia humana, de la relación que establecemos con el otro, con la naturaleza y con las expresiones de la sensibilidad y del espíritu revolucionario, porque pensamos, junto a Brecht, que nuestro país, cualquier país, necesita de la cultura, del arte, para hacer practicable lo que políticamente es justo. El ser humano, antes de todo. Esa es la consigna ahora, el ser humano antes del capital. Es decir, no una cultura del espectáculo, sino una política cultural que dignifique, aliente, proteja al artista auténtico, al artista diverso, a la rica expresión multicultural e intercultural. No necesitamos una persona, sino una personalidad colectiva, porque la interculturalidad es una sociedad integrada. Es disfrutar y aceptar distintas formas de saberes, integrarnos con nuestros propios saberes. La cultura está. La cultura no muere; se lleva en las venas. La interculturalidad es una forma de vida y de respeto al otro. No hay culturas mejores o peores. Todas son reales, diferentes, dialécticas, necesarias. Apreciar entonces estas fotos, porque aquí está el milagro y el testimonio de cuál es el camino que se recorre a fin de educar para ser y no educar para tener. Porque primero hay que enriquecer la sensibilidad, el corazón, para que el cono-cimiento sea fuente de solidaridad y respeto a los demás. Ya lo decía Neruda: "mis deberes caminan con mi canto", los nuestros también.

Raúl Pérez Torres Presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana

Materias

Administración (4), Antología (11), Antropología (12), Arqueología (1), Arte (36), Bibliografía (2), Biografía (30), Biología (3), Biomedicina (2), Botánica (1), Catálogo (3), Ciencias sociales (5), Cine (5), Compilación (47), Cuento (78), Derecho (6), Educación (20), Ensayo (120), Fauna (1), Filosofía (1), Geología y ciencias del suelo (2), Historia (93), Investigación científica y tecnológica (7), Lingüística (2), Literatura (30), Musicología (13), Narrativa (62), Novela (53), Poesía (297), Relato (43), Religión (1), Revista Cultural (7),

Años

2019 (14), 2018 (57), 2017 (58), 2016 (100), 2015 (114), 2014 (121), 2013 (73), 2012 (57), 2011 (58), 2010 (53), 2009 (49), 2008 (54), 2007 (32), 2006 (28), 2005 (17), 2004 (13), 2003 (8), 2002 (10), 2001 (2), 2000 (1), 1999 (7), 1997 (3), 1996 (2), 1995 (2), 1994 (3), 1993 (2), 1990 (4), 1989 (1), 1982 (1), 1976 (1), 1966 (1), 1965 (1), 1964 (1), 1963 (1), 1962 (1), 1961 (1), 1960 (1), 1959 (1), 1957 (1), 1956 (1), 1954 (2), (0),

Temáticas

Revista de la Sección Académica de Ciencias Jurídicas de la CCE N 8

Autor: Sección de Ciencias Jurídicas de la Casa de la Cultura Ecuat

Sede Nacional - 2017-11-30

Ver más

Manual de Administración de la Justicia Ancestral

Autor: Raymy Rafael Chiliquinga Masaquiza

Tungurahua - 2016-06-26


Garantía Jurisdiccional de los Derechos Sociales

Autor: Paúl Mancero Carrillo

Chimborazo -

Ver más

Principios Rectores del Derecho Penal

Autor: Marco Siguenza Bravo

Cañar - 2012-08-03

Ver más

Y se hizo en el cielo un minuto de silencio

Autor: Varios

Imbabura - 2015-03-26

Ver más

Oficio de indagación

Autor: José Arturo Castro

Azuay - 2013-05-01

Ver más

En el cauce de mis ansias

Autor: Maruja Valdivieso de Patiño

Loja - 2015-01-02


La Ternura de la Tarde

Autor: Inés Zambrano Martínez

Tungurahua - 2015-05-15

Ver más

Inventario del Corazón

Autor: María Méndez Méndez

Cañar - 2013-05-10


REDES SOCIALES


© Todos los derechos reservados Casa de la Cultura Ecuatoriana "Benjamín Carrión"
Sitio Desarrollado por Magno Coronel, MCSoftware